martes, 21 de septiembre de 2010

Falso, más que falso.

¿Hola señor paciente, está usted seguro que el médico que le trata es médico y de la especialidad que usted y su salud requieren?

Nosotros, como Unidad de Recursos Humanos, de vez en cuando tenemos que gestionar la contratación de facultativos especialistas de cara a poder cumplir con la cartera de servicios que nos hemos comprometido con Consejería, y la verdad, no siempre es fácil... será que no ofertamos "plazas" sino puestos de trabajo con contratación laboral indefinida, y dependiendo de la especialidad, la mitad de las veces, las ofertas de trabajo caen en saco roto, obteniendo uno o ningún candidato.

Pero aunque la necesidad aprieta, estamos siempre muy alertas de que no se nos cuele ningún médico que no lo sea.

- A qué viene esto, ya está desvariando este pobre muchacho otra vez - pensaréis algunos.

El tema es que le sigo dando vueltas a esto que leí hace unos días en medicosypacientes.com, y es que ante la noticia publicada sobre la falsificación de títulos de Medicina, el presidente de la Conferencia de Decanos de Facultades de Medicina, reclama extremar la vigilancia y destaca el papel de Colegios de Médicos, cuerpos de seguridad del Estado y de la propia Universidad.

Y añade que en el proceso de homologación de títulos de médicos extracomunitarios, es esencial que dichos titulados sean evaluados por las Facultades de Medicina españolas. Es evidente que el poder acceder al ejercicio de la Medicina a través de un título falso, supone un grave perjuicio pero no sólo para los estudiantes, sino también y sobre todo “por el daño que se hace a la población, a la que se llegaría a atender sin la mínima educación médica”.

Y entonces, ahora que el que se lo pregunta soy yo, ¿hay tanta escasez de médicos en este país? ¿Se vigila como corresponde que todos los médicos en el sistema sanitario español tengan su titulación en regla? ¿Es necesario homologar la titulación a médicos extranjeros? Y visto lo visto, si fuera de España puedes comprar un título como si nada, razón de más para mirarlos con lupa, no?


Tengamos cuidado como gestores, los profesionales de nuestro país y los pacientes de nuestros respectivos centros sanitarios, no se merecen que nos den gato por liebre.

4 comentarios:

angelitapapafrita dijo...

Hola guapo!!!, ¿buenísimas tardes?.
Iñaki lo que cuentas es terrorífico. ¿Estamos condenados a vivir en la desconfianza?. Pues nada, en lo político consultemos a los "consejos de sabios" y en medicina al "brujo de la tribu". Que mundo el nuestro.
Un beso.

Iñaki dijo...

Guapísima, no pierdas la costumbre de pasarte por aquí a saludar, se agradece mucho. No creo que esté el tema tan mal pero me llamó mucho la atención... habrá que estar alertas, jajaja...

enfermero9 dijo...

En mi profesión llevamos toda la vida sufriendo lo que llamamos por aquí abajo "aficionados", gente que pone inyectables a domicilio sin ninguna titulación, conocí una que no sabía ni escribir su nombre, sin ir más lejos el mancebo de la farmacia que hay frente a mi casa, hace de "medico" en la farmacia, y fuera de ella toma la TA, realiza extracciones y administra inyectables a domicilio, incluso se atreve con las curas.

Iñaki dijo...

Hala, ya estamos la familia al completo, pero cuánto me gusta teneros por aquí. Tienes razón Rafa, y es contra esas situaciones contra las que hay que luchar... y es que desde la industria también se les da el poder con eso de "en caso de duda consulte con su farmaceutico".

Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...