miércoles, 12 de septiembre de 2012

Adictos al trabajo.

Repasando las entradas de esta semana, veo que han ido todas ligadas de una forma u otra al mundo de los RRHH, una de las patas (la más gorda, diría yo) de las que sustenta nuestro día. Y no ha sido premeditado, ya que avisábamos a primeros de mes que esta temporada no tendríamos los temas marcados por días concretos sino que nos dejaríamos llevar por las noticias del día a día.

Pues como no hay dos, sin tres, ni hay quinto malo, necesitamos tener un cuarto, y me refiero al número ordinal, no a eso que todos tenemos en casa lleno de muebles.

Y éste es nuestro cuarto post dedicado a RRHH de esta semana:

Un estudio augura que la adicción al trabajo se triplicará en tres años:

El paro no deja de crecer en España pero el porcentaje de adictos al trabajo, que en España es hoy de un 4,6%, podría alcanzar en poco más de tres años –diciembre de 2015- al 11,8% de los trabajadores. Así se desprende de un estudio desarrollado por investigadores de la Universitat Politècnica de València, la Universitat Jaume I de Castelló y la Universidad del País Vasco. Mediante la aplicación de un modelo matemático de ecuaciones en diferencias han analizado la posible evolución de esta adicción en los próximos años bajo diferentes perspectivas para la economía española.
En este estudio, destacan que la mayoría de las personas pasamos una gran parte de nuestro tiempo en el trabajo. Las hay incluso que pueden llegar a convertirse en adictas a éste, dedicando una excesiva cantidad de tiempo y energía a trabajar y haciéndolo de forma muy intensa y compulsiva. 

Otros trabajan duro porque les divierte y no porque sientan que es lo que tienen que hacer, son los trabajadores “engaged” o muy vinculados con su trabajo. A través del cuestionario diseñado para tal efecto, discernimos el nivel de adicción y en qué medida los empleados disfrutan trabajando

¿Te ves en alguno de estos grupos? ¿Crees que pasas excesivas horas en el trabajo? Y lo más importante, ¿te divierte tu trabajo? 

Yo tengo la suerte, que a pesar de los pesares, y de los problemas que por aquí de vez en cuando dejamos insinuar, sigo llegando al hospital con una sonrisa... sonrisa que la mayor parte de las veces procuro mantener a lo largo de la jornada, le pese a quién le pese.





4 comentarios:

Rafa dijo...

Siempre que distingamos, además, entre estar en el trabajo y trabajar... Me temo que en España hay mucha gente que pasa muchas horas en el trabajo, simplemente...

Buena entrada.

IÑAKI GONZALEZ dijo...

Gracias Rafa, un lujo tenerte siempre por aquí.

Lo que dices me recuerda a aquello de «vivo sin vivir en mí», pero laboralmente hablando, claro!

Anónimo dijo...

Yo soy un adicto al trabajo. Supongo que lo hago porque así suplo otras carencias y vuelco mi "potencial" en él; trato de alcanzar metas que en otros aspectos de mi vida, más sentimentales o emotivos, no consigo plasmar.

Dejo de hacer comentarios porque veo que te molestan junto con mi anonimato, aunque no sé la proporción.

Un saludo.
Be happy.

IÑAKI GONZALEZ dijo...

Amigo anónimo, no me molestan tus comentarios, es más, el otro día le dije a algunos amigos que tenía un anónimo en el blog pero que estaba siendo muy educado. Es el hecho de ser anónimo, y no los comentarios, lo que me molesta, aunque no tengo inconveniente que sigas comentando por aquí.

Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...