viernes, 6 de agosto de 2010

Aunque la mona se vista de seda...

... mona se queda! Aunque había una versión que a mí me hacía más gracia todavía: Aunque la mona se vista de seda... tú siempre nunca! Creo que era el crack de mi padre quién la decía, pero no me hagáis mucho caso, igual me equivoco.

Me parece que no soy yo el único que tiene problemas a la hora de buscar temas para llenar sus páginas, porque podíamos leer en Diario de Navarra el siguiente titular: ¿Se puede ir a trabajar en bermudas?

Pues que quieres que te diga, depende de lo que tengas que hacer y con quién. Por ejemplo, me encanta que el amigo @manyez, todo un subdirector económico-financiero y de RRHH vaya por ahí sin traje y corbata, aunque supongo que tiene alguna para los momentos más puntuales... o el amigo Rafa (@Inq_Maimonides), que tiene una corbata ¿naranja? para las ocasiones especiales, porque dice que le trae suerte.

Pero que me dicen de una persona que pasa su jornada laboral sentado ante su ordenador en un despacho en el que para más INRI no le dejan poner el aire acondicionado porque sus compañeras, de por si frioleras en exceso, se mueren de frío [vaya, ya estoy hablando de mí otra vez, mira que soy egocéntrico]... pues eso, ¿quién impide que alguien como yo, estos días de verano que el calor aprieta, me plante mis chanclas y mis bermudas playeras?

Legalmente el asunto tiene miga, aunque aquí lo estemos tratando con unas pinceladas de humor, tal y como corresponde al post de un viernes del mes de agosto. El punto de partida, no obstante, es que el trabajador tiene derecho a decidir su aspecto. Y, sobre esta base, los jueces deberán estudiar si el empresario posee motivos justificados para recortar esa libertad. "Sin ningún otro argumento, el empresario no tendría razón. La regla general es que la relación laboral no implica que la persona contratada pierda sus derechos", como explica uno de los magistrados del Juzgado de lo Social número 3 de Pamplona.

En algún  hospital que yo conozco hasta se llegó a plantear cómo obligar al personal de enfermería a usar los zuecos homologados y no otros de colorines. Pues eso, complicado el asunto, como todos en los que se entran a recortar en parte la libertades de los ciudadanos.

Por cierto, nadie combinó nunca tan bien bermudas y corbatas como Angus Young, así que como no podía ser de otra forma, el tema musical es obligado:



Pues eso, de momento no me voy a plantar las bermudas y las chanclas en la oficina, pero eso sí, mi avatar piscinero de twitter no me lo quita nadie, aunque ya se me hayan acabado las vacaciones.

5 comentarios:

Asangar dijo...

Cuando era estudiante nos obligaban a ir peinadas como la Rottenmayer y nos prohibian totalmente el uso de joyas (reloj incluido). De eso, se ha pasado a llevar el uniforme lleno de HelloKities, el pelo fashion a la cara, y los brazos llenos de Pandoras hasta el codo... Ni un extremo ni el otro. Las cosas con cabeza, no?. Por cierto Iñaki, muy buena la canción! ;-D

Iñaki dijo...

Qué razón tienes, Azucena, y es que somos un país de extremos, con lo bien que se vive en el término medio... por cierto, la canción genial, gracias, si es que me vino como inspiración divina... bermudas y corbatas = AC/DC.

Gerineldo dijo...

Mira lo que son las cosas: procedo de familia humilde, manchegos honrados y esas cosas... y recuerdo a mi madre decirme que tenía que ir al trabajar (haciendo el mir) con traje y corbata. Evidentemente, yo le expliqué que los médicos 'modernos' ya no iban así a la consulta, pero es lo que mis abuelos y mis padres vivieron en su infancia con los médicos de pueblo. Eran personas 'importartes'. Supongo que algunos serían medico 'caciques', pero otros seguro que eran buenos médicos: humanistas, de esos que ya no quedan.

Iñaki dijo...

Gracias a Dios cambian los tiempos, my friend, a mi me pasa que cuántos más años cumplo (a puntito de los 36) más informal me visto.

miguel dijo...

Por fin puedo pasearme por aquí, que he tenido problemillas de salud en la familia y he tenido un poco descuidado el google reader.

Tengo algún amigo que me dice que si no me ascienden es porque nunca llevo corbata, de hecho ni siquiera en las bodas voy con corbata, jeje.

Y lo confieso: tengo solo 2 trajes y 2 corbatas. Y se mueren de asco en el armario! Ah, y el nudo hecho porque no tengo ni idea :)

Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...