jueves, 3 de febrero de 2011

EFQM: ese gran desconocido.

Vamos a cerrar este primer año de blog con una entradita de las duras, turrón del duro que dirían mis amigos los turroneros de Cuidando.es.

Pero la culpa no es mía, es de@emilienko y del examen MIR de este año, en el que había una pregunta sobre EFQM. Este comentario que hizo Emilio, "Es curioso que hables tan familiarmente del EFQM, que yo, como creo que muchos otros médicos conocemos de muy lejanas oídas", me ha animado a hacer una entradita para explicaros lo poquito que yo sé sobre EFQM.

Para empezar EFQM tiene una filosofía que en la blogosfera sanitaria o como quiera que llamemos a esto ya tenemos muy asumida desde el principio: "Comparte lo que funciona".

El Modelo EFQM de Excelencia es un marco de trabajo no-prescriptivo que tiene nueve criterios. Cinco de ellos son "Agentes facilitadores" y cuatro son "Resultados". Estos criterios, que hacen referencia a un agente facilitador, tratan sobre lo que la organización logra. Y los resultados son consecuencia de dichos agentes facilitadores.

Las nueve cajas del modelo nos muestras los criterios que nos sirven para evaluar el progreso de una organización hacia la excelencia. Y a cada uno de los criterios le acompaña una definición del mismo, que explica su significado a  nivel global.

En los fundamentos del modelo se encuentra un esquema lógico que se denomina REDER y que lo forman cuatro elementos: Resultados, Enfoque, Despliegue, Evaluación y Revisión.

Al utilizar el modelo en una organización, los elementos Enfoque, Despliegue, Evaluación y Revisión del esquema lógico REDER deben abordarse en cada subcriterio del grupo “Agentes Facilitadores”, y el elemento Resultados debe abordarse en cada subcriterio del grupo Resultados”.
Estas explicaciones son bastante superficiales pero si alguien quiere profundizar estaré encantando de recomendarle un par de lecturas sobre el tema.

Aunque supongo que lo que queréis es pasar de la teoría a la practica, y os preguntaréis cómo aplicar todo esto en vuestros respectivos hospitales o centros de salud, para ello, y para no daros más la paliza por hoy, os recomiendo que le echeis un vistazo a las tres memorias que están a disposición de todo el que lo quiera en la página web de Fundación Hospital Calahorra.

Y para terminar, una frase para la reflexión:

“El cambio no llegará si esperamos a otra persona u otro momento. Éramos nosotros a quienes estábamos esperando. Somos el cambio que buscamos”.
Barack Obama

 

4 comentarios:

Serafin dijo...

Querido Iñaki:

Genial entrada para cerrar el año. La verdad es que este modelo es totalmente desconocido, pero tiene buena pinta, lo tendré que revisar. Gracias por la aportación. Eso sí, la preguntita se las trae en un examen de estas características... digo yo! Un abrazo y hasta el próximo año bloguero (es decir, mañana).

Iñaki dijo...

Muchas gracias Serafín, da gusto tener amigashos así... Nos vemos mañana, o eso espero, jajaja...

Emilienko dijo...

Me ha gustado mucho tu explicación, Iñaki, ¡por poco se me escapa después de un duro día de trabajo!

Me queda la bibliografía por leer, pero seguro que en un futuro me sirve para algo.

Más abrazos.

Iñaki dijo...

Don't worry, my friend, lo primero es lo primero... que las entradas de los blogs están siempre aquí esperando a ser leídas, jajaja... Cualquier cosa que necesites a este respecto, ya sabes cómo localizarme ;-)

Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...