lunes, 4 de octubre de 2010

Simulando ser ancianos.

No debe ser fácil llegar a los 65 años y ver cómo tus facultades empiezan a verse mermadas. No debe ser fácil si encima te ves rodeados de gente joven que te va metiendo prisas por todos lados, en la cola del autobús, en la fila del metro, con los cambios en el kiosco... no debe ser fácil.

Pero tampoco es fácil para nosotros entender cómo están sus huesos y articulaciones, y al no ponernos en situación, no tenemos paciencia, les achuchamos, les renegamos, les incordiamos...

Pues para poner remedio en parte a estas situaciones, parece ser que ha inventado un traje de simulación de envejecimiento que mejorará el cuidado de los ancianos.
"Las personas de entre 65 y 80 años se enfrentan al deterioro de sus capacidades físicas y en muchas ocasiones a la incomprensión de cuidadores, profesionales médicos y otras personas del entorno. Para mejorar la sensibilidad hacia este grupo de población y satisfacer los requerimientos que esperan de un producto o servicio se ha desarrollado el traje simulador de edad MAX SUIT."
Las personas que utilicen el traje pueden percibir la reducción de la capacidad auditiva o la disminución de la agudeza visual, la perfección de los colores y la reducción del campo visual, comprobar la dificultad de movimiento en las vértebras cervicales, así como la limitación en la flexibilidad de los hombros y la pérdida de fuerza muscular al llevar un chaleco especial.

Además, el traje tiene incluidos unos guantes que simulan la pérdida de sensibilidad en los dedos y unos pantalones que limitan la flexibilidad de las rodillas y la cadera. El grado de dificultad de las articulaciones se pueden regular para establecer diferentes niveles de limitaciones según la edad del sujeto que queremos representar.

Cualquier cosa que nos sirva para entender a nuestros mayores y mejorar así los cuidados que les damos, bienvenida sea. No sabemos el coste, ni tampoco el beneficio que se puede obtener (importante desde el lado de los gestores), pero esperemos que al menos, hablar de ello, sirva también para sensibilizarnos hacia el buen trato a nuestros mayores.

El gran Serrat, lo explica mucho mejor que yo:



NOTA: la foto de arriba es como podría verme con 20 años más, según la página web Face of the future. A falta de traje, al menos, me veo el careto... creo que tengo que empezar a cuidarme, jajaja...

14 comentarios:

La Comision Gestora dijo...

Seguro que el trajecito de marras lo ha inventado un navarro aburrido y jubilado para putear al personal, o es un traje de novios y ahora se han dado cuenta que esos son los sintomas del matrimonio, no?? porke si no, no me lo explico...
jajajajajaja

Juana dijo...

Otra idea es ir con una silla de ruedas durante un día, se comprueba el porque de las esquinas sin coches, lo que suponen las obras .... esas pequeñas cosas que pueden amargar la vida a los "diferentes".
Parece que este mundo es solo de los jóvenes, guapos, listos .... que por cierto son minoría.

PILAR T dijo...

Y es que todos terminaremos más o menos igual, y seguimos haciendo un mundo complicado en accesos físicos y emocionales. No hay que irse tan lejos, a partir cierta edad todos vamos experimentando los cambios que, como en cualquier máquina, se producen en nuestro cuerpo. Y si lo aceptáramos en vez de teñirnos, alisarnos la piel y no sé yo cuantas cosas más, seríamos más conscientes de ese camino.

Iñaki dijo...

@lacomisióngestora: anda, anda, si ya hasta firmáis en conjunto... va a parecer que los que os habéis casado sois vosotros y no el inventor navarro y jubilado, jajaja...

@juana: te corrijo, querrás decir "jóvenes, guapos, listos... que por cierto SOMOS minoría", jajaja... nos incluyo en la mínoria, porque lo somos, jajaja... Por cierto, también basta dar un paseo con la sillita de los chiquillos para darnos cuenta de lo complicado que se los ponemos muchas veces, con lo fácil que son las cosas.

@pilarT: nos resistimos a hacernos mayores, cuando no hay nada de malo en ello.

Gracias a todos.

Javier dijo...

Solo una cosa más Juana, no hace falta ni la silla de ruedas, es suficiente manejar un cochecito de niño para ver lo que puede suponer para alguien con problemas de movilidad un coche aparcado en el paso de peatones, las obras, los escalones, etc.
Y sí SOMOS minoria. ja, ja.

Iñaki dijo...

@javier: gracias por apoyar mi respuesta a @juana. Los sufrimientos que tenemos los padres cuando paseamos a nuestro niños, y no es hasta ese momento, que nos planteamos dónde o cómo aparcar. Por cierto, bienvenido al club de las Minorías, jajaja...

Dra. Cole dijo...

Tiene que ser muy difícil hacerte mayor y sentirte incapacitado para cosas que antes hacía sin problemas, y sobre todo sentirte dependiente...y saber que a veces, aún sin quererlo, acabas siendo una carga para los demás...como tú dices Iñaki, aunque el traje no tenga mucha salida, si que está muy bien para hacer una reflexión, y es que todos llegaremos a esa edad...

Un saludo

Iñaki dijo...

@dracole: de eso se trata, desde mi humilde posición, al menos obligarnos a reflexionar hoy sobre nuestros mayores. Es más, yo empezaré esta misma tarde poniendome en la situación de mis suegros y prometo no ser tan seco con ellos. Y como dices, ojala todos llegaramos a esa edad, mi padre por ejemplo, se quedo en el camino con 51 añitos...

Berni dijo...

Buena reflexión la que nos ofreces.
Yo pienso cada día en lo complicado que debe resultar estar mayor y además "cascado", es decir, con dolores por todo el cuerpo, con pluripatologías, dependiente para las A.V.D., etc...
Me pongo enferma con el típico conductor/a capullo/a que se impacienta en los pasos de peatones o en los semáforos cuando un@ abuelill@ va a paso de tortuga porque no puede ir más rápido. A veces les pitan o inician la marcha cabreados y maldiciendo... Yo les ponía este traje un par de días, a ver qué opinaban después... :)
Saludos!

Iñaki dijo...

Hola Berni "con acento francés" ;-)

Reconozco que todos alguna vez hemos perdido los nervios en situaciones similares, pero ya que traemos este caso, también es cierto que hay personas mayores que, en plena ciudad, tratan de cruzar por dónde no deben, poniendo en peligro sus vidas y las de los conductores.

Berni dijo...

También te doy la razón, la mayoría de los atropellos son por imprudencias de los peatones, y muchos de ellos ancianos con movilidad limitada... De todas formas la ciudad es un gigante de humo y coches, un medio hostil y agresivo para casi todos... ¿verdad?
Me encanta que me sigan llamando así, me lo puso Miguel Ángel con mucho cariño (snif snif) y así lo percibo yo... :) Gracias!

Iñaki dijo...

Lo sé, querida Berni, no podemos sustituir al gran Miguel Angel, pero he intentado poner el mismo cariño que el ponía en todas sus cosas.

dra jomeini dijo...

No hay derecho. Te ves hasta guapo con 65 años y todas tus arrugas. ¿Por qué los hombres envejecen mejor que las mujeres? Es que hay que joderse...

Iñaki dijo...

@drajomeini, te reto a que quedemos dentro de 20 años, yo tendré 56, y tú, da igual, los que sean, pero te apuesto a que estás mil veces más guapísima y espectacular que yo, jajaja...

Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...