viernes, 2 de julio de 2010

A mí no me llames.

Bueno, el verano ya está aquí, por fin... y no sólo porque sea 2 de julio, sino por "la caló" que hace...

Y verano más vacaciones van de la mano, y vacaciones y cienes y cienes de desplazamientos en coche, también van de la mano, y aquí es dónde yo quiero ir a parar.

Hoy es viernes, para muchos pistoletazo de salida para perderse en algún sitio paradisiaco, o para escaparse unos días a la playa, o por qué no, para volver unos días al pueblo a visitar a los amigos de toda la vida.

Para ser más exactos, la DGT espera más de 82 millones de desplazamientos para este verano, y como ya os he dicho, hoy mismo comienza la primera operación salida, que no es lo mismo que la operación bikini, pero que si has hecho bien ésta última, pues cómo que tienes más ganas de empezar la primera.

Y este año la DGT quiere concienciarnos de que vayamos con cuidado reflejando en su nueva campaña el dolor de los familiares cuando reciben por teléfono la noticia de que uno de sus allegados ha perdido la vida en la carretera.

"En un segundo te cambia la vida, y nada vuelve a ser igual. Todos sabemos cómo evitar un accidente. ¿Por qué no lo hacemos", dice la voz en off que cierra unos mensajes publicitarios que no olvidarán las 760 familias que han recibido una llamada como ésta en lo que va de año.



En mi familia, gracias a Dios, nunca hemos recibido esta fatídica llamada (un sustillo nos dio mi hermano mayor hace muchos años, pero todo salió bien al final) así que, por favor, toquemos madera, crucemos los dedos, y conduzcamos con precaución para que sigamos todos por aquí a la vuelta de nuestras vacaciones.

Por favor, a mí no me llames!

8 comentarios:

Gerineldo dijo...

Ojala el n0 de muertos sea cero. Pero hay un defecto de forma en la información que recibimos: cuantos fallecimientos se deben realmente a imprudencias, cuántos a mal estado de carreteras o cuántos a que segundos antes del accidente el conducto ha sufrido p. ej. un infarto o un ictus? No todo el monte es orégano.
Salu2.0

Iñaki dijo...

Buenos días, gerineldo, esta vez no se trata de ser cañero y empezar a echar culpas a nadie, que si la carretera, que si la señalización... lo que se trata es de evitar que nosotros o nuestros familiares reciban esta llamada. Al final, la responsabilidad final es de quién lleva el volante, hay que adaptarse a las situaciones de la conducción en cada momento, sin pestañear, y asegurarnos de que llegamos a nuestro destino, sanos y salvos!

angelitapapafrita dijo...

Iñaki, estoy totalmente de acuerdo contigo. Una salvedad...hace 20 años falleció mi "prima" Inma. Teníamos la misma edad y aunque no eramos primas de verdad (ella era la sobrina de mi cuñado), habíamos crecido juntas. De los cinco ocupantes del vehículo en el que viajaba, murió ella... al resto les quedaron secuelas de por vida. Era el 8 de Diciembre, el día de su santo y venían de la boda de un familiar del conductor y de otra de las chicas. El culpable???...el conductor del otro coche... iba de alcohol hasta las cejas...y de otras substancias...también murió.
Cuando véo el anuncio, no puedo evitarlo...me resulta cruél, aún sabiendo que la intención es constructiva. Imagínate a sus padres, a los familiares de todas las víctimas...es exponer el sufrimiento ajeno...pero, todas las víctimas son responsables de sus siniestros???. En eso coincido con Gerineldo.
Ves...me crea un conflicto, no sé si moral o sentimental. Un besazo.

angelitapapafrita dijo...

Perdón por mi reentrada.
Por desgracia somos muchas las personas que hemos recibido estas llamadas...no siempre relacionadas con accidentes.
Hace poco, nos hicieron una...te dejo en FB lo que supuso para nosotros. Otro beso guapo.

desalud dijo...

Yo recibí una llamada de estas, aunque por suerte solo fue una noche de observación en el hospital (y seis meses de baja) y fui tranquilo porque ya había hablado con la implicada.

Son unas llamadas que no se le desean a nadie.

Por otro lado en cuanto al tema de la crudeza no se hasta que punto es innecesaria. Nos hemos hecho tan inmunes a los anuncios que o algo nos toca dentro o pasamos olimpicamente ...

Ojala, sea como sea, se sigan reduciendo las llamadas

Iñaki dijo...

Hola a todos, ya sé que son cosas duras, y más si te ha tocado vivirlas, quizás yo no lo vea igual porque nunca me han llamado...

Pero hace falta que nos lleguen al corazón para concienciarnos de estas cosas, y visto lo visto, yo prefiero ver estos anuncios que otros llenos de sangre y niños saliendo disparados por el salpicadero.

Ojala no nos toque este verano, esa es mi intención con este post, que todos vayamos con más cuidado cuando cogemos el coche... por nosotros y por los que nos quieren.

Un saludo,

enfermero9 dijo...

desde el trabajo no puedo leerte, lo cual me jode bastante.
Esta misma tarde y cuando volvía de recoger a los niños, por la parte de la N-IV sin desdoblar, me he tenido que meter en el arcen para no tragarme a un hp que adelantaba a un camión, por suerte sólo ha quedado en un susto y un "mecagoenlaputamadrequeteparióundiadetormenta"

María dijo...

Yo tampoco he recibido una llamada así, pero cada vez que tengo que coger el coche y conducir 7 horas para ver a mi familia tengo miedo de que me pase algo y llamen a mis padres por mi culpa. Según pasa el tiempo y conduzco más, más consciente soy del peligro de la carretera, de los despistes que se pueden cometer... Pero no podemos dejar de viajar sólo por miedo, así que la única solución es viajar con todos los sentidos en la carretera (los "6"), siendo prudentes y pensando en nuestras familias más que en nosotros.
Gracias por recordárnoslo.

Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...