viernes, 30 de julio de 2010

El fin del mundo.

El fin del mundo ya está aquí!

Después de ocho semanas sin ir al trabajo, aunque no he dejado de leer el correo electrónico, eso sí, sin contestar apenas a ninguno, y de escribir alguna entrada e incluso enfadarme con cuestiones relacionadas con el hospital.

Después de ocho semanas sin tener que madrugar, si no tenemos en cuenta las veces que me he levantado de madrugada a dar el biberón a mi pequeña inFanta de Naranja, Sofía.

Después de ocho semanas dedicadas en exclusividad al cuidado de mis hijos, el spiderboy de cuatro años y la pequeñaja de cinco meses, debido a la reincorporación al trabajo de mi querida esposa, de ir a piscinas, de dar paseos por el campo, de acudir a algún que otro congreso de frikis de la blogosfera sanitaria, de escribir entrada tras entrada en este vuestro-barra-nuestro querido SobreviviRRHHé!

Pues después de estas ocho semanas inolvidables, va y resulta que podría llegar el fin del mundo. Lo ha dicho este señor, Richard Binzel, y es que ni más ni menos que 20.000 asteroides amenazan la tierra. Ahí es nada...

"Los científicos calculan que existen unos 100.000 asteroides y cometas cercanos a la Tierra, de los cuales 20.000 tienen posibilidades de alcanzarla. La NASA ha localizado cerca de 7.000, de los que unos mil vuelan en órbitas potencialmente amenazadoras."

Pero no os preocupéis que no va a ser de un día para otro, es más, se están preparando muchas misiones espaciales para ir y darles un empujoncito y así se muevan para otro lado... Que no, que no, que no me lo he inventado ni estoy viendo aquella película de Bruce Willis. Lo dicen en el Muy Interesante tal que así:

"Quizás la más emocionante de todas es la misión Don Quijote, de la ESA, cuyo objetivo es el asteroide Apophis, de 270 metros, que en 2029 se acercará mucho a la Tierra. La idea es darle un toquecito en la dirección opuesta a su movimiento. El plan involucra dos naves espaciales: Sancho estudiaría la composición del asteroide antes y después del impacto, e Hidalgo lo embestiría para modificar su velocidad."

Pero no, no nos engañemos, el fin del mundo está aquí porque después de ocho semanas el menda lerenda vuelve otra vez al curro, a los madrugones, a los atascos (que no, que esto es un pueblico y aquí no hay de eso), a los sinsabores del hospital, a volver a ser los malos de la película sin razón de ser [pequeña reflexión: porque siempre caemos tan antipáticos los de Recursos Humanos, si somos trabajadores como el resto del hospital, y nos limitamos a hacer nuestro trabajo, como el resto de trabajadores del hospital], a volver a ser ninguneados por una Dirección que no nos quiere...

En fin, que al menos nos sigue quedando este trocito de pantalla para seguir despachándonos a gusto y hacernos terapia siempre que haga falta. Muchas gracias a los que estáis aquí desde aquel 4 de febrero de 2010 y a los que os habéis ido incorporando por el camino. No sabéis la de dinero en psicólogos que me estoy ahorrando.



Perdón, pero desde que conozco al amigo @gerineldo (virtual, pero amigo al fin y al cabo) no puedo oír Don Quijote sin acordarme de su avatar.

3 comentarios:

enfermero9 dijo...

Fin del mundo ni ostias, hasta el 2012, 10 días después de que vuelva a gastarme cerca de 300€ en arreglar el coche para la ITV, que como la pasaré en julio, ya sabeis coged las vacas pronto que en agosto se va to a tomar por....

Gerineldo dijo...

No son asteroides lo que ves, amigo @goroji, sino gigantes...

Iñaki dijo...

Eh, enfermero9, esa boca que nunca se sabe dónde hay niños escuchando...

Que no son gigantes, señor, que son molinos... jajaja!

Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...