martes, 21 de diciembre de 2010

Cuestión de confianza.

Leyendo Expansión.com me ha llamado la atención el siguiente titular: ¿Necesito realmente ir a la oficina?
"Tres de cada cinco trabajadores no requieren acudir a su centro de trabajo para ser productivos.La cultura del presentismo tiene los días contados. De hecho, el 66% de los empleados optaría por menos sueldo si pudiera diseñar su jornada laboral."
Plantean el artículo como si fuera el trabajador quién debe plantearse la cuestión, como si fuera una cosa suya y que la consabida conciliación de la vida familiar fuera la excusa. Pero yo voy a darle la vuelta a la tortilla, y le pido a la empresa que se haga ella la pregunta: ¿Necesito realmente tener al trabajador en la oficina?

Si estamos hartos de reinvindicar con campañas del tipo "Internet en la consulta: una necesidad", si no nos dejan tener en la oficina acceso a servicios como slideshare, facebook, prezi, youtube... con la excusa de la seguridad del sistema, quién se cree que nos vayan a dejar conectarnos desde casa a las "redes corporativas", teniendo además acceso libre a todos estos servicios que en la oficina no nos dejan.

Por tanto, creo que son primero las empresas quienes deben plantearse si quieren que sus trabajadores estén fuera de su control, y luego, pregúntenle a los trabajadores, porque puede que no todos estén dispuestos. Y tampoco creo que uno de los criterios para acceder a estos sistemas de teletrabajo sea tener hijos y familia para querer realizar parte de tu jornada fuera del entorno laboral.

Creo que, al margen de posibilidades tecnológicas, es más una cuestión de confianza... como dice Luz Casal, "pongo mi confianza en ti":



Por cierto, y retomando el artículo, ¿si tan bueno es para la productividad de la empresa, por qué tiene que plantearse el trabajador el rebajarse su salario? Además, ¿teniendo una compi tan estupenda como yo tengo a mi derecha, quién quiere quedarse en casa?

Feliz cumpleaños, Virginia!

2 comentarios:

MsConcu dijo...

Iñaki!!

Estoy de acuerdo contigo, la verdad. Este comentario es más que nada para decirte que hoy estoy aquí gracias a tu retuiteadora nocturna!!!!

Buen día!!!!!

Dr F Llordachs dijo...

El incremento de productividad de las empresas pasa por reducir el presentismo e incrementar el resultadismo como patrón de valoración de sus trabajadores. Las herramientas que las TIC ofrecen facilitan este hecho, que por ejemplo reduciría la frecuentación a los servicios médicos incrementando la accesibilidad simplemente descentralizando y virtualizando la prestación de salud (o al menos su cribaje inicial). Muchos de los radiólogos que conozco trabajan desde su casa, y posiblemente esto facilitaría la incorporación al sistema de trabajo de más profesionales un mayor número de horas. La reducción de gastos en infraestructuras y su mantenimiento sería evidente, pero no es tan bonito como inaugurar centros de salud que abren de 9 a 14h.Y sobre el control, me temo que es mucho más fácil controlar cuándo está uno logado y se desloga, e incluso se puede grabar toda la actividad que se realiza, que controlar cuando uno entra en el edificio y se va directo a la máquina de café. Quizá sea que nadie quiere dar ideas para no ser a su vez controlado...

Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...