jueves, 19 de abril de 2012

Con L de #Liderazgo: un jefe de diez!

No me tiren de la lengua que me conozco.

Eso fue lo primero que pensé cuando leí el siguiente titular: Y usted... ¿Tiene el jefe que quiere?
Algunos expertos han llegado a pronosticar que en el futuro podremos escoger a nuestro propio jefe. Quizá no anden descaminados cuando hay portales de empleo en los que se atiende antes al superior que le puede tocar a uno que al trabajo que se va a desarrollar o incluso al sueldo. Los españoles quieren jefes que les ayuden a desarriollarse profesionalmente... Y usted... ¿qué jefe tiene?
Pues eso, que paso palabra, quién más quién menos ya sabe qué jefe tengo yo. Y así nos va... y no es que hable de oídas, es que una vez tuve un jefe bueno, y por eso sé, que existir existen. Y no como dice @tinofernandez, que puede que cuando nos encuestan sobre el tema la gente suele describir lo que desea y nunca ha llegado a tener (ni llegará, probablemente).

En fin, que seguiremos a la espera del jefe diez, o mejor dicho, aquí está el decálogo del jefe con garantías. Cojan lápiz y papel y vayan tachando pensando en su jefe... y que Dios reparta suerte:
  1. Pertenencia a un grupo: El líder debe comportarse como un miembro más del equipo y tiene que transmitir un objetivo común al resto de personas que se encuentran bajo su supervisión.
  2. Capacidad de comunicación: La comunicación debe de ser fluida y transparente y por supuesto debe de primar la honestidad hacia el equipo. Esta comunicación también debe de ser directa y respetuosa.
  3. Ejemplo a seguir: El equipo debe de notar la ilusión de su superior en lo que desempeña y debe de encontrar en él un referente no sólo de su trabajo y hacia el resto de compañeros.
  4. Motivador: El líder debe de saber motivar para reforzar las carencias e impulsar los puntos fuertes de cada uno de sus colaboradores para ayudarles en su formación profesional.
  5. Capaz de aprender de los demás: El líder no tiene miedo a rodearse de los profesionales más aptos para aprender de ellos y conocer el mejor resultado en aquello que hacen.
Sí, ya sé que he dicho que eran diez, pero estás son las cinco que a mí me aprietan más el zapato, el que quiera profundizar ya tiene el link al artículo en cuestión.



4 comentarios:

Rafa dijo...

Me temo que los jefes que he tenido en general han sido mas capataces que lideres. Y que se parecen más al jefe de Dilbert que al que describes.

Y me gustaría haber sido como describes, pero nunca sabes de verdad si no preguntas...

Buena entrada

Iñaki González dijo...

Gracias Rafa, seguiremos buscando porque como las meigas, haberlas haylas, jajaja...

Juana dijo...

Mi jefe directo es un tipo de quitarse el sombrero, pero es que por encima de este hay otro y otro y otro ....
El gerente de mi hospital, economista para más señas, sería estupendo para una fábrica de ecógrafos, pero en el hospital .... eso sí ascenderá con total seguridad ..... el director de gestión llegrá a gerente, que es lo que quiere .... en fin, que os estoy dando primicias de "bruja" jajajajaja de trepas está el mundo lleno .... y es que trabajar en un hospital de "1ªfila" es lo que tiene, que da mucho "curriculum" .... y el hospital les importa poco ....

Iñaki González dijo...

Juana, directa y sincera, como siempre. Muchas gracias!

Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...