miércoles, 4 de abril de 2012

El punto G... de la automotivación.

Al igual que existe el punto G cuando hablamos de la sexualidad femenina, aunque no todo el mundo tenga muy claro cómo encontrarlo, y lo que es más importante, cómo estimularlo, pues de la misma manera existe un punto G de la automotivación.

Lo hemos leído aquí: ¿Cómo encender el botón de la automotivación?
Nadie ha reparado en ellos. Son los que se quedan a pesar de todo. A pesar de la crisis y de los malos momentos económicos. Son los empleados que han sobrellevado la situación y han conseguido mantener su puesto de trabajo. Su escenario, sin embargo, ya no es el mismo que antes. Disfrutaban de unos derechos percibidos ya como adquiridos. Tenían agua fresca de máquina, podían tomarse un café por poco precio en el despacho, e incluso, algunos esperaban un aumento de sueldo. Todo ha desaparecido, es la nueva etapa de los “low cost”. Y para colmo, más trabajo. Pero tienen que estar contentos. Su jefe se encarga de repetírselo todos los días. Tienen trabajo y, además… tal y como está la cosa, esto ya supone todo un logro. De esto, no hay lugar a dudas, pero, ¿Cómo se quiere mantener la motivación de estos empleados que no han sido cuidados en los peores momentos? Tal y como se destaca desde Aflora, el botón de la auto-motivación está más que desgastado, ¿Cómo volverlo a encender?
Ahí está la clave, cómo volver a encender el botón de la automotivación. En el mismo artículo nos hablan de algo que han venido a denominar la regla de las tres H (head, hand, heart):
El líder tendrá que dejar de pensar (head) en todo lo que necesita su colaborador para dar el máximo en su trabajo, en todo lo que precisa de él -como líder- para que lo alcance y ponerse a ello (hand). Deberá poner en marcha un plan para llevarlo a cabo y disfrutar mientras lo consigue. El corazón suele ser un buen compañero (heart).
Ahí es nada, nos quedamos pensando en ello, que este jueves es festivo en muchos lugares, así que os dejo con esta canción para animar vuestras neuronas cansadas:

Ed – Head, Heart & Hands


2 comentarios:

Emma Pérez-Romera dijo...

Yo creo que el reto es mantener el botón de la automotivación encendido cuando has perdido tu trabajo. Y encender el de la reinvención.

Y ojo a la frase de "debes estar contento, porque mantienes tu trabajo. Otros no". Podría incluirse dentro de las del rango de "acoso psicológico"...

Ahí lo dejo....

Iñaki González dijo...

Bien dejado, Emma, bien dejado. Muchas gracias por el apunte... lo de reinventarse me gusta, y ya se sabe: renovarse o morir.

Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...