jueves, 12 de abril de 2012

Con L de #Liderazgo: JASP.

¿Se acuerdan de aquello de Joven Aunque Sobradamente Preparados?

La Generación J.A.S.P. vinieros a llamarlas, mucho antes de que luego llegara la otra versión, la Generación NI-NI (ni estudia ni trabaja).

A qué viene todo esto, os preguntaréis. Pues la culpa la tiene este artículo publicado en Expansión.com de hace unos días: El que manda es más joven... ¿Es un problema?
Si le molesta que su jefe sea más joven e inexperto que usted debería pensar en aceptarlo, porque esta situación es cada vez más frecuente en un escenario en el que la edad ya no es un elemento que defina la jerarquía organizativa. La experiencia medida en años no es el único criterio, y existen otros requisitos asociados más bien a las capacidades.
Mucho hemos hablado por aquí del jefe autoritario que no soporta los aires nuevos de sus subordinados más jóvenes, los que venían a llamar JASP, pero ahora se plantea la situación contraria. Cuando el joven es el jefe y el madurito que peina canas tiene que asumir su papel de secundario.

¿Problema a la vista?

No debería ser así en ninguna de las situaciones, en ambos casos debería basarse la relación en el respeto, en el saber hacer, aportando cada uno lo mejor de si, el joven su ímpetu, el menos joven su experiencia en el negocio, adaptándose ambos con el objetivo de suplir cada uno sus carencias.

No sé por qué pero esto me recuerda a la eterna disputa de si el gestor sanitario debe ser primero gestor o debe ser sanitario... 

Solución: el buen gestor debe ser eso, ni más ni menos, buen gestor y punto; ni joven ni viejo ni médico ni enfermera sino todo lo contrario: G.E.S.T.O.R.

O como dicen el maestro Joaquin Sabina – Tan Joven Y Tan Viejo:


Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...