viernes, 23 de diciembre de 2011

Identificación inequívoca.

Otro hito más a reseñar en mi FHC.

No es que estuviera deseoso de contaros cosas de por aquí tras el parón, es que justo se han precipitado los acontecimientos estas semanas, y si hace unos días, era la Q de Oro EFQM, casi al mismo tiempo se ponía en marcha el siguiente proyecto alineado con el II Plan de Salud de La Rioja, como apoyo a la implantación de la Estrategia en Seguridad del Paciente del Sistema Nacional de Salud.

En el contexto de la mejora de la calidad y la seguridad de los pacientes, el Sistema de Identificación Inequívoca de los Pacientes Ingresados en FHC se realiza mediante un brazalete identificativo con las variables nombre y apellidos, fecha de nacimiento, número de historia clínica, además de un código de barras, para la lectura automatizada.
La inadecuada identificación de los pacientes es una de las principales causas de los problemas y complicaciones asociadas con fallos en la asistencia sanitaria. La mejora en la precisión de la identificación de los pacientes es un objetivo de las organizaciones sanitarias que buscan la seguridad en la atención en salud para la mejora continua.
 
Algún no profano cuándo lea esto puede que se esté echando las manos a la cabezas... cómo es posible que se equivoquen de paciente, es que no tienen ojos en la cara? Pues bien, no es que pase todos los días, pero es de esas cosas que es mejor evitar que pasen, y merece la pena dedicar esfuerzos para que esto no ocurra.

Aunque no estaría de más recordar iniciativas como Mírame, Diferenciaté (www.diferenciate.org) para recordar que los pacientes ni son un número, ni son un código de barras. Son personas, como tú y como yo.




Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...