jueves, 8 de septiembre de 2011

Nomofobia: No sin mi móvil.

Una vez más, el título de una película nos da pie para el título de un post.

No sé cuántos habréis visto No sin mi hija, película de hace ya unos cuantos añitos, pero es que hoy, y gracias a un tweet que pillé al vuelo del amigo Hugo (@depende), parece ser que la versión para este siglo XXI es precisamente como dice el título de hoy: No sin mi móvil.

El vídeo es malo de cojones pero refleja la realidad a la que todos nos hemos visto abocados en alguna ocasión. Y es que quién  no se ha dejado el móvil alguna vez en casa con lo que ello supone de trastorno, real e imaginario, jajaja... parece ser que ya le han puesto "palabro" a la enfermedad: se llama nomofobia.

Si eran pocas los problemas y las enfermedades que causan las nuevas tecnologías, ahora llega la nomofobia, que consiste en tener un miedo irracional a no llevar el teléfono móvil con uno mismo.  Según los expertos puede crear inestabilidad, agresividad y dificultades de concentración. Los primeros estudios revelan que la nomofobia afecta al 53% de los usuarios de teléfonos móviles. De entre las mujeres, un 48% experimenta ansiedad cuando les queda poca batería, cobertura, mientras que este sentimiento se da en el 58% de los hombres encuestados

Además me ha hecho gracia ver que el "vaquero" en vaqueros del principio del mismo maneja cual revolver en el mismísimo lejano oeste un HTC igualico al mío, jajaja...



¿Y tú podrías salir de casa sin móvil? Venga que nos conocemos, dejanos tu comentario, porfaplease...

10 comentarios:

Olga Navarro dijo...

Pues yo soy de las que me pongo nerviosa cuando estoy sin bateria, lo confieso y no, no voy a ningún sitio sin mi móvil pero no es una cuestión tecnológica, es que dentro de mi móvil hay muchísimas grandes personas. Un abrazo.

miguel dijo...

Olga, habrá que regalarte una batería de reserva, jeje.

Yo cada día paso mas del móvil, serán etapas. Nomofobia? Ya están los psiquiatras haciendo caja?

Saludos!

Inés Bajo dijo...

Pues yo no voy sin él...debo tener eso que dices, jajaja!

También te digo que tuve una charla con mis amigos (más bien ellos conmigo) y decidí (me aconsejaron, jaja) que cuando estoy con ellos me olvido de él o lo intento, a no ser que los tururú no me dejen, que es cuando me toca ponerlo en silencio!

Hay que alejarse un poco de él...uy, te dejo que me llaman! ;P

Javier dijo...

Yo lo llevo fatal el día que se me olvida, pero no os preocupeis, seguro que en breve tendremos algún medicamento para curarnos ja, ja

Andoni Carrion dijo...

Joder, pero que mania de crear enfermedades y etiquetas!! Y de hacer caja de paso...

El movil es una herramienta cotidiana que se ha hecho muy importante, como lo eran las pistolas en el western. Estaba John Wayne enfermo?? Ándayá!!!!

Iñaki dijo...

Madre mía cuanta gente por aquí.Una respuesta rápida, que estamos trabajando, jajaja...

Ej tema es que el móvil ya es mucho más que un teléfono... Yo el día que me lo dejo o se me acaba la batería al final lo que menos me preocupa es si me va a llamar alguien, jajaja...

Fijaros lo que me dijo el #spiderboy el otro día: papa, he visto un señor que iba paseando y mirando el móvil como haces tú, jajaja...

Por cierto, este comentario ha sido realizado desde mi HTC, jajaja...

Gracias a todos!

Desalud dijo...

Jeje encantado de ser tu "muso".

Ufff yo soy de los que lleva fatal lo de olvidarse del móvil, aunque como me paso el otro día luego al llegar a casa no tenga mas que 3 miseros sms de publicidad y ninguna llamada.

Creo que también influye el que la mayoría seamos tecnolófilos.

Por la otra parte, la de que lo califiquen ya casi de enfermedad me da que pensar ... para cuando una especialidad MIR para nosotros los pobres nomoficos. Ya estan tardando ...

Pilar López dijo...

Pues #yoconfieso que, al igual que cantaban en la canción del estropajo, "yo no puedo estar sin él"

De eso a tener ¿"Nomofobia"?... Como dicen en mi pueblo "Tontás ná más"

Taite dijo...

Llevo dos móviles: uno para el curro que es una auténtica locura, y el personal, que es el de las fotos y el ocio. El corporativo es un apéndice y soy capaz de volver a casa si lo dejo, cosa harto difícil porque tengo mi particular check list cada vez que me muevo: ¿móviles? Están (o no, porque con la profundidad de los bolsos de ahora... Gran odisea). Se me ha caído por las escaleras, al váter y a una sartén... Eso tiene llevarlo como apéndice. Dicho esto, no sé a que viene inventarse tantos síndromes. Cuando quiera, lo dejo...

Iñaki dijo...

Hugo, ya te avisé ayer que ese tweet era carne de post para Sobrevivirrhhe, jajaja... Por fin un muso, que no digan que sólo hago caso a las musas.

Pilar, guapa, que bien tu por aquí... y házle caso a los de tu pueblo y a disfrutar de las fiestas, jajaja...

Y a mi guapa Taite yo la he visto en acción y lo suyo es un espectáculo digno de ver en directo, jajaja... Eso sí, lo del móvil frito no lo había oído nunca, jajaja...

Gracias a todos.

Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...