lunes, 1 de noviembre de 2010

Libre elección de médico, ¿querer es poder?

Día de todos los santos, festivo en todo el territorio nacional.

Aprovechemos pues que todavía estamos adaptándonos al cambio horario, a que los niños se sigan levantando igual de pronto, o más; a que anochezca casi casi con la merienda en la mano y parezca más que estamos cenando.. aprovechemos pues este día a reflexionar sobre la posibilidad de cambiar de médico.

Podíamos leer en Diario Médico lo siguiente:
"El PP ha incluido una enmienda en la que propone la extensión del modelo de libre elección adoptado por Madrid a todo el SNS. La enmienda propone textualmente que "el Ministerio de Sanidad impulse en el seno del Consejo Interterritorial las medidas necesarias para garantizar a los ciudadanos la libre elección de médico y centro sanitario", y justifica esta petición argumentando sencillamente que "un sistema sanitario moderno y de calidad debe incorporar este derecho a los pacientes".
Lo cual nos lleva de cabeza a uno de los últimos post de Salvador Casado, ¿Por qué debería cambiar de médico? en el que Salvador nos invita a reflexionar sobre los motivos para cambiar de médico y sus posibles ventajas e inconvenientes. Recomiendo leer el post completo pero os voy a resaltar las posibles causas que nos propone:
"Hay varias causas que lo podrían justificar:
1. Mala relación personal.
2. Gran falta de confianza.
3. Cambio de domicilio."
El propio Dr. Casado nos recomienda al final de su post prudencia, argumentando, entre otras cosas que "conocer bien a un médico de familia y que éste conozca bien a sus pacientes es algo valiosísimo para los cuidados de salud." Pero todo eso a lo mejor está muy bien en Madrid, Barcelona o en cualquier otra gran ciudad española, pero ¿qué pasa con los pequeños núcleos rurales?

No voy a hablar esta vez como trabajador de un hospital, sino como paciente y padre de dos criaturas. Vivimos en un pueblo de casi 3.000 habitantes, con un centro de salud dotado -y hablo de memoria- de dos médicos de familia, una enfermera general, un pediatra y una enfermera pediátrica, y un administrativo.

Pues bien, y centrándonos en la pediatría, si el mayor de mis hijos tiene 4 años, creo que ya ha pasado por otros tantos pediatras, y alguno más que no lo era, pero entre bajas de maternidad, fugas del profesional del centro de salud a centro hospitalario y diversas incidencias más, ojalá pudiéramos elegir pediatra.

Creo que todos los padres de la zona, nos daríamos con un canto en los dientes si pudiéramos disponer de uno, ya sea bueno o regular, por un periodo al menos superior a dos años... De momento, nos quedamos con Manu Chao, y este temita "Si me das a elegir":



Ah, por cierto, para poder ejercer libremente mi derecho a elección de facultativo, ¿no debería primero conocer las opciones de las que dispongo? ¿No debería haber un registro de profesionales sanitarios al que puedan acceder los ciudadanos? No sé cómo lo harán en Madrid, pero creo que por aquí, por dónde vivo -Navarra- y por dónde trabajo -La Rioja- el tema todavía esta verde que te quiero verde.

6 comentarios:

Juana dijo...

Eso de los continuos cambios y más cambios y más cambios .... de pediatra, nos llevo a "salir" del sistema y tener un "ser humano" que además era médico, para tratar a mi hija, que tuvo bastantes complicaciones de pequeñita.

Iñaki dijo...

Es que da un poco de rabia, sobre todo con el tema de los peques, que de una visita a otra te hayan cambiado de médico.

Dr F Llordachs dijo...

Me temo que siempre existirá una asimetría dependiente del area de residencia en un sistema público de salud. El dia de mañana (que ojalá fuese hoy) lo mejor sería telemedicina para un servicio 24/7 interconectado, pero aun nos queda... Mientras tanto, os recomiendo una ojeada a un post sobre el tema que hice hace unos días: http://medicablogs.diariomedico.com/unademedicos/2010/10/11/los-servicios-sanitarios-que-les-gustarian-a-los-ciudadanos/
Y suerte con lo del pediatra. Suerte o kilómetros de coche...

Iñaki dijo...

Gracias por compartir con nosotros ese post, cuánta más información tenemos, más valor podemos dar a nuestras opiniones. Por cierto, anecdota curiosa, tanto ese post como el que yo comento del dr. Casado tienen una foto de House, una en versión real y otra en versión animada... ¿es que House es la referencia? Espero que no!

Fidel Codex dijo...

Ver:
http://pemechesjuspi.blogspot.com/2011/01/medico-elegido-medico-reconocer.html
Bienvenida la libertad de elección de médico en el SNS. Ojalá se extienda a toda España, pero está libertad de elección no se puede hacer a costa del médico. Es muy idílico que pagando lo mismo se pueda tener al profesional sanitario que se desee. Es ilusorio que ese profesional pueda, en el horario de trabajo que le corresponde -el mismo que el resto de compañeros del SNS-, atender a toda la avalancha que se pueda crear -el boca-boca es poderosísimo en temas de salud- y si las retribuciones no son diferenciadas, es una verdadera injusticia.

Iñaki dijo...

Bienvenido Fidel a esta ya tu casa. He leído tu entrada y me parece muy interesante, esa es otra de las muchas aristas que hay que pulir para que el sistema funcione, pero me temo que todo se hace siempre a contracorriente, primero se hacen las normas y luego se dan cuenta de los problemas que ello conlleva... tiempo al tiempo.

A partir de ahora estás añadido a mi blogroll.

Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...