viernes, 5 de noviembre de 2010

Quiero ser.

González Rodríguez.

Esos son mis apellidos, no tienen mayor razón de ser que mi padre era González y mi madre es Rodríguez. Mis hijos son González Martínez, por tres cuartas partes de lo mismo...

A estas alturas ya habrán pillado la idea sobre de lo que hoy os quiero hablar, no?

¿Y ustedes piensan que el orden de los apellidos va a ir en beneficio de la igualdad de genero? Yo pienso que no, tremenda tontería, yo puedo ser el más machista del mundo mundial, que no lo soy, y como tengo la suerte de ir con la "G" nada de lo dicho anteriormente hubiera cambiado, porque a falta de acuerdo entre mis padres seguiría siendo "González Rodríguez", y a falta de acuerdo con mi mujer, mis hijos seguirían siendo "González Martínez".
"El proyecto de ley del Registro Civil, que se encuentra en trámite de enmiendas en el Congreso, prescinde de la histórica preferencia del apellido paterno frente al materno y permite que sean ambos progenitores los que decidan el orden de los apellidos, primando en caso de desacuerdo el orden alfabético. Con esta novedad incluida en el proyecto que el Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de julio, el Gobierno pretende avanzar en la igualdad de género."
Pero sigo pensando, ¿y qué más dará el orden de los apellidos? Lo más importante que tienes que darle a un hijo, es mucho cariño y mucho amor, y lo de los apellidos pues para el DNI y poco más. No creo que una mujer sea más mujer, o un hombre menos hombre, porque se le ponga primero o segundo su apellido.

Y ya que este post se llama así, de una forma tan personal, he tenido la suerte de que Anna Pardo, del blog Historia Clínica cuente conmigo para su serie de post "Mamá, quiero ser...gestor de recursos sanitarios". Ahí tenéis el enlace para que leáis la entrevista completa si os apetece, pero lo que más me ha emocionado es la entradilla que la propia Anna ha escrito para presentarme:
"Si sois asiduos a esta creciente comunidad 2.0 me juego lo que sea a que habéis leído el blog de Iñaki, o habéis oído hablar de él. Eso, o le seguís en Twitter. Pero por si acaso hay algún despistado que no ha entrado nunca en SobreviviRRHHé, le insto a que lo haga ya, ahora mismo, antes de seguir leyendo esta entrada... y que, más que en el toque personal de sus entradas, en la disciplina de la publicación diaria, en la calidad de los temas que se tratan, os fijéis en Iñaki, una persona que sólo puedo calificar como excepcional (y eso que ni lo he desvirtualizado todavía). Así que, con gran placer, aquí van las preguntitas que tan buenamente se atrevió a responderme, con las que espero que conozcáis algo más de él... y los Recursos Humanos."
Y hablando de querer ser, aquí está el tema de hoy, de Amaia Montero: "Quiero ser"



 
Por cierto, que el experimento era doble. El gran Miguel Ángel Mañez, del que puedo presumir de ser amigo mucho antes de todo este lío 2.0, completa la serie con su visión particular de "Mamá, quiero ser... (2ª parte)".

Muchísimas gracias a Anna Pardo por darnos esta oportunidad de acercar nuestro día a día a los estudiantes de medicina y a todos los lectores, que son muchos, de su querida Historia Clínica.

8 comentarios:

miguel dijo...

Gracias por la cita! A partir de ahora seré @ortiz, que es mi segundo apellido, jajajajaja.

Feliz viernes!

Anna dijo...

Gracias a ti :)

ClauÐio dijo...

Hoy si q es post machista :)))
Solo es un metodo juridico para determinar que apellido ira antes en caso de q los padres no se pongan de acuerdo y ambos quisieran poner el primer apellido.
Hasta ahora tmb desaparecian apellidos (de las familias que solo tenian hijas)
El apellido no determina a las personas (y eso ya lo dijiste :))

Gerineldo dijo...

Yo también he vuelto... a tener nuevo blog y a esdir dando caña... antes y después de mi destierro.

http://gerineldo.wordpress.com/

Iñaki dijo...

Me temo amigo, que hagas lo que hagas, siempre serás el @manyez, así sin Ñ, jajaja...

@Anna, me ha encantado hacerte de conejillo de indias, si necesitas algo más, ya sabes dónde encontrarme.

@Claudio, sí, un poco machista. Lo que pretendo decir es que ponga quien ponga el apellido, no creo que sea una de las batallas más cruciales en esto de la igualdad de género.

Gracias a todos.

Iñaki dijo...

@gerineldo, que no te he visto entrar, me has pillado escribiendo el comentario anterior. Sabes que está siempre será tu casa, para que digas lo que tengas que decir: contra el SESCAM, contra los apoltronados, contra quién sea... mi casa es tu casa.

Y estés dónde estés durante el destierro, no se te ocurra volver a cerrar todas las puertas como hiciste este verano, que te vuelves a cargar el blog, jajaja...

angelitapapafrita dijo...

Hola Gonzalez Rodriguez!!!. Por tus apellidos deduzco que procedes de...ummm...¿Polonia?.

Bromas aparte, como bien dices, hagamos de nuestros hijos personitas no apelliditos (ouch!!!, hoy estoy Flanders perdía).

¿Que la antigua Ley de Registro Civil es machista?. ¿A quién se le ha ocurrido semejante chorrada?. ¿No hay cuestiones mucho más relevantes en cuanto a la igualdad que son claramente modificables?. Se me ocurren unas cuantas.

Una pregunta, ¿sabes si hay que seguir pagando por incluir en el apellido el "DE" o el "Y"?. Si hombre, ¡que no suena igual angelitapapafrita que Angelita de Papa y Frita o Iñaki de Gonzalez y Rodriguez.

Besos besos.

Iñaki dijo...

@angelita, siempre me arrancas una sonrisa, eres genial. González Rodríguez, de los González Rodríguez de toda la vida de Dios, cualquiera diría que soy nacido en el mismísimo Astigarraga, pueblo gobernado durante muchos años por la izquierda más abertzale, jajaja...

Por cierto, sería todavía mucho peor que por el hecho de casarte con el E9 pases a llamarte la Señora de Tarín, jajaja...

Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...