jueves, 29 de noviembre de 2012

Desafío 5: Retribución y motivación. #15desafíos

Quinto desafío del proyecto #15desafíos. 

Retribución: Un modelo flexible que motive a las personas:

“Hay que retribuir por las competencias y responsabilidad que requiere cada puesto, añadiendo retribuciones ligadas al resultado de la compañía y, sobre todo, por la aportación de valor que cada persona realiza a la consecución de los objetivos estratégicos. Pagar más a quién más aporta y mejor trabaja”.

Completamente de acuerdo, pagar más a quién más trabaje. O penalizar a quién no cumpla con ciertos mínimos indispensables.

Retribución flexible pero ¿a cuenta de qué?

Reducir el bruto de la nómina para ganar ventajas fiscales puede ser factible cuando estamos hablando de retribuciones que superan topes de cotización y por tanto, van a seguir manteniendo la misma base de cotización, ganando en este caso, con la disminución del tipo de IRPF.

Pero cuando nos movemos en la horquilla de trabajadores que no supera dicho tope de cotización, disminuir sus retribuciones, supone también su disminución de la base para posibles prestaciones (incapacidad temporal, jubilaciones, etc. etc.).

En el equilibrio estará el éxito de una buena política de retribución flexible.

¿Y tú que opinas?

2 comentarios:

VICENTE MARTORELL dijo...

El sueldo base debe ser razonable a la característica del puesto y dependiento de la facilidad para romper la relacion contractual.
En niveles de salarios normales las incentivaciones mas valoradas son las economicas. Conforme se asciende en el rango de sueldo se valoran retribuciones no económicas y personalizadas mucho mejor que las económicas.

IÑAKI GONZALEZ dijo...

Efectivamente Vicente, conforme se asciende en el rango salarial es más fácil porque no vas en perjuicio de tu base de cotización a la.seguridad social al haber llegado ya al tope máximo del mismo.

Gracias por participar.

Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...