lunes, 22 de octubre de 2012

Muerte por sincericidio.

Toma palabro!

Qué no sabes lo que es, no? 

No te preocupes, yo tampoco lo había oído nunca hasta que leí este artículo...

¿Es bueno ser demasiado sincero en el trabajo?

Decir las cosas sin pensar, aun acogiéndonos a la verdad, no es la mejor opción y menos en el ámbito laboral. Como señala José Manuel Chapado, socio de Isavia, “no siempre es bueno ser sincero. En la mayoría de la ocasiones el error no está en un exceso de sinceridad, sino en una desmesurada diplomacia. Hay una corriente de lo políticamente correcto que ha hecho que perdamos la capacidad de decir lo que pensamos”. Se puede decir todo, lo que hay que cuidar es el cómo.

Ahí queda eso, un sinceridio es cuando no mides las consecuencias de decir siempre la verdad, y más si no tienes en cuenta que tu verdad no tiene por qué ser la verdad absoluta sobre todas las cosas.

Menos mal que en el artículo nos dejan algunas claves para que la sinceridad no se nos vuelva en nuestra contra:
1. Identificar el momento y lugar oportuno para expresar lo que uno piensa.
2. Expresar lo que piensa dejando el espacio al otro para que pueda dar su opinión.
3. Enfocarnos en el comportamiento o en el hecho de qué queremos comunicar, no centrarnos en la persona.
4. Potenciar la conversación para abrir nuevas posibilidades.

Mientras te lo piensas te regalo una canción, Laura Pausini – Del modo más sincero:




¿Te pasa algo así? ¿Estás al borde de un ataque de sincericidio?

15 comentarios:

Andoni Carrion dijo...

Siento sincerarme, pero soy un sincericida patológico!!! jajajaja Después no quieres ser nuestra musa...

IÑAKI GONZALEZ dijo...

Cómo que no quiero ser vuestra musa? Si yo estoy encantado, jajaja... Ups, otro ataque de sincericidio, jajaja...

Paloma Peña dijo...

En mi caso he tenido que pasar forzosamente del sincericidio al silencidio, y sin ninguna duda el segundo es mucho peor. Va minando la motivación día a día y hay jornadas en que me siento como un robot: "No digas, no pienses, solo trabaja".
Un abrazo sincero.

IÑAKI GONZALEZ dijo...

Uf, Paloma, difícil papeleta.... Mucho ánimo desde ésta tu casa ;-)

Inés Bajo dijo...

Así que el no morderse la lengua ahora se llama sincericidio...yo intento mordérmela pero no puedo evitarlo que me enveneno!!!
Cometo sincericidio, lo sienticidio
Inés

IÑAKI GONZALEZ dijo...

Ains, yo intento mordermela pero no llego... ah, la lengua dices, en que estaría yo pensando, jajaja...

Gracias bella Inés por pasarte por aquí ;-)

Juana dijo...

No se puede generalizar, pero aprendí que cuando estás enfadado .... no hables, cuando estás excesivamente contento .... no hables demasiado ....
Modera tu lenguaje, estaté atento a lo que te preguntan, a veces no quieren oir la rspuesta ....
Las personas más sabias que he conocido en mi vida, hablan poco y sonríen mucho ....

IÑAKI GONZALEZ dijo...

Claro que no se puede generalizar, Juana. Cada uno es de su padre y de su madre... Por cierto, que me gusta mucho verte por aquí de vez en cuando, eres mi comentarista con más antigüedad de la.casa, y no te estoy llamando vieja, eh?

Por cierto, yo hablo poco y sonrío mucho, pero de ahi a ser sabio, pues no lo sé ;-)

Pilar López dijo...

Más bien soy de pocas palabras pero creo que lo que tengo que decir lo digo. Eso sí, cuando estoy "calentita" intento contar hasta X y no hablar sin pensar. Sincericida no sé, pero mala leche sí tengo a veces. Y entonces... soy un junco.

IÑAKI GONZALEZ dijo...

Pocas palabras, tú? Venga ya, que mid conocemos, jajaja...

Gracias Pi, este comentario vale por 8 puntos en mi corazón #yatusabesmiamol

lamarquesa dijo...

la sinceridad te crea a los mejores amigos y enemigos...segun mi experiencia...Asi que..cada cual vea si le conviene. A mi sí! Q no es facil encontrar buenos amigos!.bss

MsConcu dijo...

Yo estoy de acuerdo con que es mejor pensar las cosas antes de decirlas en el trabajo, pero siempre decir la verdad, claro que sí! Pero de una forma adecuada. A veces es inevitable ser impulsivo pero por mi parte lo intento evitar siempre que puedo.

Otra cosa muy distinta son los amigos de verdad, entonces me permito ser más espontánea, que para eso son amigos y nos conocen y aguantan tal y como somos! :)

Un abrazo!

IÑAKI GONZALEZ dijo...

Marquesina, guapa, espero encontrarme dentro de esos buenos amigos. Sin ti, el día a día en la FHC es menos divertido...

Ánimo, que ya no te falta nada ;-)

IÑAKI GONZALEZ dijo...

Te conocemos, te aguantamos y te queremos precisamente por eso, por ser como eres.

No cambies nunca Maritereeeeeee!

BlancaUO dijo...

Hola
Juana sabe cuánto puedo llegar a hablar! ;-) De sabia no tengo nada. También es que con ella es muy fácil.
Yo creo que respecto a ésto cada cual tiene su forma de ser y de expresarse.
Sabemos que hay que pensar en las consecuencias de nuestras palabras antes de decirlas. Pero tantas veces sabemos lo que hay que hacer y hacemos otra cosa distinta...
Besos

Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...