domingo, 19 de agosto de 2012

Mi #empotrapost: Empotrando, que es gerundio.

Y como no hay dos sin tres, ya está aquí la tercera sorpresa reservada para este mes de agosto de desconexión en el blog.

Son cosas del verano, cosas que pasan, grupos de whatsapp que se desatan, gente con ganas de pasarlo bien, que cogen un tema y ya no lo sueltan, risas aseguradas en torno a una palabra, EMPOTRADOR, y una idea: muchos blogs a la vez, hoy domingo, haciendo un post al más puro estilo Pilidorita 2.0: peli, libro y canción con la temática EMPOTRADOR de fondo.

Por empezar por el principio, la culpa la tiene @molinos1282 y su blog Cosas que (me) pasan. En particular, una entrada del mes de marzo de hace ya un año es la chispa que ha provocado este incendio: El Empotrador:
Un tío con pinta de empotrar es uno que si te coge te empotra. Uno que no sólo tiene la intención de empotrarte sino la capacidad para ello. Tener pinta de empotrar consiste en parecer activo y poderoso. (Be dixit)
Así que hoy seremos unos cuantos amigos y amigas los que dediquemos nuestro post a la figura del gran empotrador, no te pierdas el hashtag #empotrapost en twitter, risas aseguradas.

Empiezo con mi película de empotrador: El Club de La Lucha. Un joven sin ilusiones lucha contra su insomnio, consecuencia quizás de su hastío por su gris y rutinaria vida. En un viaje en avión conoce a Tyler Durden, un carismático vendedor de jabón que sostiene una filosofía muy particular: el perfeccionismo es cosa de gentes débiles; en cambio, la autodestrucción es lo único que hace que realmente la vida merezca la pena. Ambos deciden entonces formar un club secreto de lucha donde descargar sus frustaciones y su ira que tendrá un éxito arrollador. Brad Pitt y Edward Norton en el papel de empotradores del reino, jajaja... Esta basada en la novela homónima publicada por Chuck Palahniuk en 1996, por lo que nos podría haber servido para la siguiente sección.

Como libro, A tres metros sobre el cielo. Novela de Federico Moccia que tengo que confesar que no la he leído, pero sí que he visto la película en la que Mario Casas aparece como gran protagonista, y aunque el actor como tal pueda parecer un poco sosete, el personaje de Hache en la peli se las trae, y puede representar a la perfección lo que viene siendo un empotrador en toda la regla. Así que si el Hache televisivo se las trae como empotrador, seguro que en la novela más todavía.

Fijaros que os lo pongo fácil, ya que tanto el libro como la película seleccionada, las podéis disfrutar en ambos formatos. Para gustos los colores.

Y para terminar, me falta la canción. Y os dejo con un claro ejemplo de empotradores en formato vídeo músical, o mejor dicho, si hay alguien que no tiene ninguna pinta de empotrador son este par de dos, la antítesis del empotrador, jajaja...


Volvemos el 2 de septiembre, espero que sigáis por aquí. De momento, a seguir disfrutando del verano, vosotros y yo, jajaja...

Si te ha gustado este post, añadelo a tu libreta:

Entradas relacionadas:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...